Pechugas Rellenas con Salsa Moscatel



    Desde "0"                  

Receta que nace de la improvisación cuando uno de tus hijos entra por la puerta de casa y pregunta... ¿Mamá qué hay para cenar hoy...? Entonces la madre deja de parpadear mientras piensa, pero hoy no cenaba fuera?? muy quieta rebusca en la cabeza a estas horas ya no tiene mucho para elegir que se pueda preparar en un plis plas y de pronto dingggg 💡 idea!! tengo pechugas de pollo en la nevera, te apetece???
-El hijo - Vale...

Cuando la madre abre la nevera, la pechuga no esta.... ohh si tenia pechugas seguro. Si, si las tenia pero en el congelador.

Así que la madre se pone manos a la obra y como no da tiempo a descongelar la pechuga para hacerla a la plancha, le eche imaginación para poder cocinarla sin que se quedara muy seca.

Necesidad obliga...


Ingredientes


  • 1 Pechuga de pollo
  • 3 Lonchas de queso Havarti (de fundir)
  • 2 o 3 Lonchas de Bacon
  • 1 Vasito de mistela, (vino dulce de Moscatel, si es de Teulada mejor)
  • 3 Cucharadas soperas de nata (o leche evaporada)
  • Sal
  • Aceite
  • 1 cucharadita de mantequilla (de café)


Preparación

Abrir la pechuga no por la mitad , la desdoblas en tres partes sin llegar a cortarla para que se quede un filete unido y largo, poner encima las lonchas de queso y el bacon ahumado y comenzar a enrollar la pechuga con el relleno, si la pechuga no está congelada como la mía, no os va hacer falta ponerle los palillos ni atarla porque en el fuego el queso la va a unir.

Poner el fuego no muy alto pero con alegría una vez la pongas en la sartén cuando consideres que estará dorada por debajo la inclinas sin moverla del sitio para que se sellen lo dos lados y luego ya le das la vuelta.

Verás que el queso y el jugo de la pechuga  están en el fondo de la sartén pero sin quemarse entonces añades el Moscatel  para desglasar y así conseguir aprovechar los jugos concentrados en el fondo d la sartén durante la cocción, dejamos que se evapore el alcohol y le añades la nuez de mantequilla y la nata o leche, unos segundos hasta que todo quede ligadoq y servir. 

Y quedas como una reina... menudo susto!!!


Paso a Paso

Haz click en cada imagen para ampliar o en las 4 flechas de la derecha para verlas en pantalla completa ☛



Gracias por tu visita 



Truconsejo

Como fue de fue verdad improvisada y tenían prisa, la repetiré porque al cocinarla se me ocurrieron algunos detalles mas para hacerla con un poquito de tiempo. Por ejemplo cuando se añade el vino si tienes unas pasas a remojo desde el principio de la elaboración le va a ir perfecto además de unas nueces o almendras troceadas o fileteadas.


CONVERSATION

5 comentarios:

  1. Impacto total Victoria, abro tu blog y me encuentro una de mis recetas preferidas...pero ¡mejorada! Mi marido se ha ofrecido como catador de cosas ricas así que las vamos a preparar en casa ya.

    Me quedo suscrita. ¿te sugo!. besos!!

    ResponderEliminar
  2. Pues el aspecto fue penoso ya ves la historia de la receta..jajaja pero yo me hice la valiente.. no me dejaban ni hacer la foto, cuando las haga tranquilamente cambiare las fotos.. después de ver las tuyas estoy depre..jajaj
    Un beso guuapisima

    ResponderEliminar
  3. Hola Victoria!!! Pues yo pienso que tenían que estar muy muy buenas, el relleno perfecto y la mistela seguro que le dió un saborcito estupendo, bssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia, si buenas estaban muy ricas pero cuando haces la receta partiendo de la pechuga congelada y a cien por hora... aun así salio muy buena,le encanto la improvisación jaja..
      Un beso

      Eliminar
  4. Mi querida amiga, lo que hace una madre, nadie lo puede igualar, y estas pechugas te han quedado asi inigualables, me han parecido deliciosas y te lo digo de corazon. Mil besicos

    ResponderEliminar

Déjame tu comentario por favor, para mi tu opinión es lo más importante. Gracias por tu visita y vuelve siempre que quieras!!

Back
to top